La crítica artística ante la muerte del niño sirio en las playas de Turquía

Etiquetas

, ,

No me gusta aprovechar el tirón de las noticias en boga para escribir sobre algún tema en mi blog, pero con el post de hoy me he dado de bruces buscando por la red. Hablar de la crisis de refugiados que azota Europa me parece demagogia, ya que es un tema que está siendo tratado en todos los medios, blogs, redes sociales, etc y me parece normal, ya que esa imagen del niño ahogado en la playas de Turquía será un antes y un después en la política sobre refugiados en la zona euro.  A pesar de que escenas así acontecen a diario en todo el mundo, la ausencia de una cámara que las capture parece que obvia su existencia, y eso es lo que más rabia me da; ojos que no ven, corazón que no sienten; en cambio, una fotografía pone en la palestra un problema que desde siempre ha estado ahí, más o menos latente, pero siempre presente.

Sigue leyendo

Porque lo grotesco también puede ser bello: Aris Moore

Etiquetas

,

Cuando busco artistas de los que hablar en mi blog, busco que sus muestras muevan el interior de mi persona; quiero sentir ese hervor que cierto arte te produce, que no es ni bueno ni malo, que no es identificable pero que atrae tu atención de forma exacerbada.

Describo una situación para ponerte en escena: Vas por la calle con tus cascos puestos, escuchas una de tus canciones favoritas y tu paso se convierte en un videoclip musical; la realidad ya no es tal, y no pones gran atención en lo que ves pasar. De repente vislumbras algo a lo lejos que te llama la atención, no puedes identificarlo y te acercas poco a poco; tu videoclip cambia de rumbo, el mundo aparece de nuevo y no puedes quitar ojos a lo que viene andando hacia ti; intentas identificarlo mientras se acerca, pero tu mente no logra asimilarlo, es algo desconocido, una persona seguro, pero no es común…

Sigue leyendo

Los principes azules gays de Alfredo Roagui

Etiquetas

, ,

Después de las vacaciones nos ponemos las pilas y volvemos a la tarea. Considero que preguntar que tal han ido los días de descanso es algo retórico, que no espera respuesta porque ¿quién te ha dicho alguna vez que las vacaciones le han ido mal? Nadie, eso es impensable y casi inhumano, a no ser que te vayas a China donde, hace poco, leí una noticia donde se comentaba que los trabajadores no querían irse de vacaciones para parecer ante el empresario grandes trabajadores; realmente enfermizo; lo peor es que había un español que decía que en nuestro país deberíamos ser como en China y trabajar a ese ritmo, porque aquí había mucho español que no quería currar. Y yo me pregunto a mi mismo si ese señor ha consultado al más del 20% de parados que hay en nuestro país si quieren trabajar o no.

Vamos al lío, pues, y hagamos que el sistema tributario español funcione lo mejor posible.

Sigue leyendo

Una cita para no olvidar: el Instituto Amía y su Gala Benéfica “Monólogos Solidarios”

Etiquetas

, , , ,

Como ya he contado en otro post, colaboro con el Instituto de Desarrollo para la Mujer, “Amía”, una entidad sin ánimo de lucro, nacida en Málaga, que se dedica a la mejora del bienestar general de la mujer; soy su experto en marketing, manejo sus redes sociales, diseño su cartelería, modifico web y formo parte del equipo desde hace 6 meses. Entre sus proyectos activos más importantes se encuentra el llamado “Siempre será nuestro bebé”, un programa de acompañamiento emocional a mujeres y familias que han sufrido un diagnóstico inesperado de alteración en el desarrollo del feto; también cuentan en esta unidad con especialistas para aquellas situaciones en las que se ha vivido una muerte perinatal, ayudando y acompañando a las pacientes en el duelo. Este fantástico proyecto se lleva a cabo por medio de un convenio de colaboración entre nosotros, el Hospital Materno Infantil de Málaga y la Fundación Ronald McDonald.

Sigue leyendo

El hiperrealismo en la escultura: la repugnancia de nuestra realidad.

Etiquetas

, , ,

¿Cuántas veces has escuchado el dicho “La realidad supera la ficción”? Seguramente que más de 200.000 y siempre acompañado de una situación un tanto desagradable. La vida nos enseña, conforme vamos creciendo, que lo ficticio está para darnos un preludio de lo que puede pasar en la vida y, de esta forma, cuando somos testigos de algo fuerte, podemos hacerlo de forma más llevadera; nuestro factor sorpresa va desapareciendo y parece que llega un momento en la vida de todo ser humano que puedes decir: “ya nada va a sorprenderme”. Si lo pensamos fríamente, que la capacidad de de conmovernos, sorprendernos o excitarnos desaparezca es muy triste: ¿te imaginas una vida plana y sin emociones fuertes? Yo no quiero imaginármelo y, si te digo la verdad, yo soy mucho de decirme a mi mismo que llevo una existencia bastante cotidiana y sin grandes sobresaltos.

Sigue leyendo

¿Como desbaratar la inocencia de Disney en tres pasos? Rodolfo Loaiza

Etiquetas

,

Según mi percepción, y creo que la de la mayoría de los seres humanos que poblamos este oscuro mundo, conforme nos vamos haciendo mayores, la vida se hace un poco más mierda; con ello no se presupone que estás depresivo o amargado y que el día de mañana vas a acabar con tu cuerpo estampado en el suelo de alguna calle porque has arrojado tu palmito por encima de la ventana de un 7º piso; hablamos de realidades, verdades como templos que se han transformado casi en la biblia del vivir.

Cuando somos pequeños, la iconología que nos rodea está llena de ternura, buenas intenciones y ositos envueltos en nubes de algodón azul. ¿Quién no ha mirado esos libros dedicados a los niños de 0 a 3 años donde explican los ruiditos que hacen los animales de una granja y se ha conmovido con las miradas que muestran a su inocente lector? Todos añoramos esa inocencia, la queremos, la necesitamos y nos gustaría que esa realidad fuera cierta y no meros símbolos para hacer más fácil el crecimiento de nuestros bebés.

Sigue leyendo

Ana embarazada, fotografías para una futura mamá

Etiquetas

, ,

Realmente ya no es futura mamá porque de estas fotos hace tiempo y Lola ya tiene su añito. ¿Qué mejor momento para hacerse unas fotografías que cuando en tu ser está creciendo una pequeña personita? Para mi, siempre es un honor regalar fotografías, es mi trabajo, lo se, pero es una excepción que siempre cumplo con mis seres queridos, amigos o hermanas. No te puedo regalar dinero, porque la cosa está muy malita, pero te regalo mi trabajo, mis enfoques, mi sentir ante tu situación.

El trabajo con Ana es siempre un placer porque ella está muy acostumbrada, por su trabajo en televisión, a tener varios registros, o sea que lo mismo te pongo unas medias negras, te visto de gótica, te pongo un cuchillo en la mano y me haces de asesina que se coloca un chal sobre los hombros, una cestita en la mano y eres la niña más dulce sobre la tierra. Eso es lo que buscamos los fotógrafos cuando una o un modelo quieren un book fotográfico para su carrera, que sepas sobreactuar delante del objetivo.

Sigue leyendo

StillBirth, cuando la fotografía grita por los que no pudieron llorar.

Etiquetas

, ,

Hace tres meses que comencé a colaborar con el Instituto Amía, en Málaga, una pequeña organización sin fines lucrativos que ayuda a las familias que han tenido un revés cuando su única ilusión era comenzar a formar una familia. Las niñas, como yo las llamo aunque ya son mayorcitas, me explicaron el proyecto, me hizo mucha ilusión y, a día de hoy, con miles de cosas para hacer en la faltriquera, no he querido desvincularme de esta preciosa idea.

Cuando una mujer siente como algo crece en su interior, su máxima es ver a la semilla de su amor creciendo en el mundo; es el fruto de su cuerpo, es un ser que ha crecido en su entrañas y, pase lo que pase, siempre será suyo. Pero el porvenir, tantas veces injusto, no siempre cumple con su camino y muchas mujeres, y sus parejas, ven como, después de esos 9 meses de cuidados, sintiendo sus pataditas, la vida tiene preparado otro destino y se lleva esta pequeñita persona al otro mundo.

Sigue leyendo

Historia de un viaje, bitácora de un país: Thailandia (III)

Etiquetas

, , ,

Estamos en la última entrega fotográfica de este gran viaje, que compartí con una de las personas que más quiero en esta vida, mi hermana Isa. Puedes ver más fotografías en la y parte de este post.

Resumir 3 meses de experiencia no es fácil, aunque tampoco ha sido mi intención, solo he querido explicar brevemente que situaciones puedes llegar a vivir cuando desconoces por completo la tierra que estas pisando, cuando vas de un lado a otro mano a mano con otra persona que, aunque sea de la familia y el amor está implícito, no implica sin problemas y, por supuesto, la aventura de tirarse al barro a descubrir nuevas culturas, países y gentes.

Llegar a las maravillosas playas de Thailandia fue un respiro para nosotros. El norte no ofrecía paz interior, poca cultura y mucho trasiego para tan poca chicha. Finalmente, y antes de lo previsto, nos lanzamos a una de las islas más bonitas del país, Khophangan; ¿qué decir después de recorrer kms de carreteras desbordadas de baches, en autobuses con cristales rotos, a una velocidad de 40 km por hora y cientos de personas con las que la comunicación se basaba en signos y señales? Un verdadero respiro.

Sigue leyendo

Historia de un viaje, bitácora de un país: Thailandia (II)

Etiquetas

, ,

Cuando viajas a un país en el que tienes pensado quedarte 3 meses, y no tienes contratado paquete de vacaciones de antemano, todo queda relegado a la sorpresa, la improvisación y al transcurso de eventualidades. Yo opino, de todas formas, que un viaje organizado a priori pierde todo su encanto, si es cierto que hay países a los que no viajaría sino fuera de esta forma pero Thailandia no es uno de ellos. Desde occidente, podemos considerar este país tercer-mundista, sin recursos e inseguro; gran error de base, Thailandia tiene zonas ricas y zonas pobres, gente con dinero y gente en la calle y sus ciudades presentan la misma pobreza que hoy en día puedes encontrar, mismamente, en Málaga. En cambio, sus zonas rurales, son zonas tranquilas, con gente que tiene sus pequeños comercios, viven tranquilos y el viajante perdido puede ir tranquilamente sin temor a nada. Lo digo yo que estuve tres meses y viví mi experiencia particular.

Sigue leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 80 seguidores