Etiquetas

, , , , , , ,

Otro año más llega el Día de Los Enamorados, y los suertudos que aún sienten las maripositas en el estómago, y los que intentan seguir sintiéndolas también, pululan por las tiendas intentando atraer el amor a su respectivas o respectivos.

Seguramente que, por el suculento pastel económico que supone paras los comercios, habrás escuchado que el origen de esta fecha viene de los grandes centros comerciales; pero esto no es más que otra leyenda urbana. El origen de San Valentín data del año 270AC, en la época del Imperio Romano.

Cuenta la leyenda que, en aquel entonces, el emperador Claudio II prohibió casarse a los jóvenes porque, según él, distraía a los guerreros y, en caso de tener que ir a la guerra, no cargarían con ningún compromiso. Pero hubo un sacerdote, Valentín, que consideró la ley injusta y comenzó a casar a los parejas en secreto por el ritual de la Iglesia.

Cuando Claudio II se enteró, lo hizo llamar a palacio, intentó convencer a Valentín de que dejase el cristianismo y que sirviera a los grandes poderes de Roma; pero Valentín no cesó e hizo apología de su religión con tal fuerza que incluso llegó a hacer creer a Claudio que aquella ideología sería beneficiosa para el imperio.

Finalmente, el gobernador Calpurnio y el ejército borraron la idea de la cabeza a Claudio y organizaron una campaña en contra de Valentín, que fue encarcelado y condenado a muerte.

A la espera de la sentencia, su carcelero , llamado Asterio, le presentó a su hija ciega para que él, que era hombre de sabiduría, la enseñara.  Pero las intenciones del carcelero no eran sino  ridiculizar a Valentín y, para ello, pidió a éste que le devolviese la vista. El santo obró el milagro y toda la familia de Asterio se convirtió al cristianismo, pero Valentín no consiguió salvar su vida.

Ante el temor de una rebelión pagana, el emperador mandó a ejecutar a Valentín el 14 de Febrero. Según la historia, se plantó un almendro de flores rosadas en su tumba y es por ello que las rosas se han convertido en el símbolo del amor y la amistad.

Los restos del Santo descansan en la basílica que lleva su mismo nombre, en la ciudad italiana de Terni, donde, anualmente, se celebra un rito en el cual participan todas las parejas que quieren contraer próspero matrimonio.

FELIZ DÍA DE SAN VALENTÍN de parte de LaMala Comunicación

Fuente

Anuncios