Etiquetas

, , , , , ,

Hoy en día parece que, si no tienes un blog en internet, no existes. Más aún, me ha pasado un caso que, aunque parezca extremo, es real, perder con otro candidato a un puesto de trabajo como técnico de marketing por no tener un maldito blog en la red.

Todo el mundo se ha subido al tren del blogger y, a más de uno, le surgirán las dudas existenciales del principiante y yo no soy ningún amateur, que conste, pero intento seguir unas sencillas pautas que, de momento, no me va nada mal.

En primer lugar, olvídate de las parrafadas, entre 300 y 500 palabras están bien; debes aprender a resumir tus ideas, la gente no tiene tiempo y las lecturas en la red son rápidas.

Si quieres ser leído, las opiniones personales lo tienen un poco más complicado; no es que esté en contra de ellas, porque un blog es muy personal, pero debes aportar algo a tu lector y, a no ser que seas una celebridad en ese campo, hacerse un hueco no es fácil. Te pongo este ejemplo mismamente: “mis consejos para escribir en un blog”

Si te vas a atrever a abrir un blog, este punto se da por entendido; organizar correctamente tus ideas, estructurar tus post y cuidar tus faltas de ortografía son tu pan de cada día. Si esto no lo tienes claro, lo vas a tener muy chungo.

Humaniza el contenido: ¿y como haces eso? Introduciendo tu experiencia personal, al fin de al cabo si estas escribiendo sobre un determinado tema será porque sabes de lo que hablas, ¿no?

Escribir blog correctamente

Se correcto en tus palabras  pero no seas repelente; piensa que tu público tiene que entenderte, ¿de qué sirve escribir con palabras rimbombantes sino te va a leer ni el tato? El lenguaje coloquial no tiene porque ser malsonante, es más cercano, cálido y tu lector se sentirá más cómodo con él.

Emplea los recursos visuales que tienes a tu disposición, como negritas, subrayados, cursivas, enumeraciones, etc para hacer más visuales tu posts. Piensa que de esta forma tu lector podrá saber lo más importante de un vistazo.

Posicionar en Google puede ser toda una hazaña, pero para conseguirlo puedes meter enlaces externos a otros contenidos relacionados, utilizar imágenes par ilustrar tus posts y emplear buenas palabra claves.

Debes ser regular a la hora de actualizar tus contenidos, es decir, que si decides escribir dos veces al mes, cumple tu propia regla. No tiene sentido empezar con el apretón de un post diario para luego aburrirte y escribir una vez al mes. Se disciplinado en este aspecto.

Seguramente que como humano que soy y persona, algo se me ha escapado; o a lo mejor no estás de acuerdo en algún punto conmigo; pues entonces, quiero escucharte. ¿qué añadirías?

Anuncios