Etiquetas

, , ,

Normalmente estamos acostumbrados a toparnos con empresas y agencias de comunicación cuyos Social Media se ven desbordados ante un error en su estrategia de marketing en sus redes sociales. Pero hoy, revisando el archivo de San Google, he encontrado un caso de antaño que desconocía y no he salido de mi asombro al conocerlo. Se trata de la cadena privada nacional Cuatro y más concretamente, el caso de Manolo Lama. ¿Lo recuerdas?

Estudiemos su cronología: este caso se remonta a Mayo de 2010, en el final de la UEFA, que enfrentaba al Atllético de Madrid y el Fulham. En un directo ofrecido a las tres de la tarde en un programa deportivo, el periodista Manolo Lama se burla claramente de un mendigo ante la impasividad de los millones de espectadores. Las críticas no se hacen esperar y al día siguiente se sube a Youtube el vídeo de la retransmisión y aparece una FanPage pidiendo la dimisión del periodista, obteniendo hasta 180.000 seguidores.

Cuatro, orgullosa y altanera, manda un comunicado con un comunicado que no gusta mucho a la masa enfurecida, culpando a las RRSS de tal revuelo y la “basura” salpica el blog de y la web de la cadena televisiva. El periodista pide perdón pero, ¿tiene realmente disculpa un acto tan estúpido como éste? Claramente no, y eso es lo que pensaron sus seguidores, que no dieron el beneplácito del perdón a Manolo Lama.

Tras el revuelo, el fallo empieza a tomar tintes políticos y el Ministerio de Industria abre un expediente informativo por el caso. Pero, como pasa tantas veces en este país, cuando los asuntos llegan a manos de la justicia, ésta simplemente no actúa, archiva el caso y la vergüenza queda difuminada entre las millones de quejas de Twitter y Facebook.

La cadena de televisión emite el último comunicado, censurando la polémica absurda que se ha levantado, NO dando nunca su brazo a torcer y quedando éste ejemplo como “viable” en un programa que ven todos lo españoles.

Lejos de criticar la mala gestión que Cuatro hizo del caso en sus RRSS, el punto fuerte del tema es que ¿como se permite este tipo de telebasura al alcance de todos nosotros? No tan lejos ahora, recordamos el caso de “Entre todos”, programa amarillista que lejos de ofrecer una solución real a sus invitados, ponía en bandeja de una Televisión Pública una realidad social patética en un país “desarrollado”, donde su presentadora cobraba por una sola emisión el sueldo que algunos españoles no conseguimos ni en un mes de trabajo y cuyo resultado final era una lista de “personas interesadas” en ayudar con ayuda que nunca venía!! ¿Hablamos de periodismo? Si no conoces el caso, puedes lee más en este enlace.

Claramente la pobreza en España es algo patente en esta tiempos de crisis y para ello está el periodismo, para denunciar la situación de los que ya no tienen ni voz ni voto. El problema es que lejos de denunciar algo fatídico, los medios se afanan en decorarlo y convertir algo tan triste como personas durmiendo en la calle, en un tema de risa y burla. ¿No estas de acuerdo que Manolo Lama debería haber sido sancionado duramente por la cadena por tal estupidez? ¿No crees que que el Consejo Audiovisual debería tener más claro el fin real de los Mass Media?

Luchemos por una televisión honrada, un periodismo limpio y unos profesionales cualificados que sean capaz de empatizar con el público; y sobre todo, por una justicia que actúe cuando este tipo de ejemplos saltan a la palestra, sancionando adecuadamente a sus causantes.

Comparte para que no olvidemos NUNCA que no queremos más Manolos Lama ni Toñis Moreno vanalizando  un problema social tan grave como lo es la pobreza en la España actual.

Anuncios