Etiquetas

, , ,

¿Quién no ha visitado alguna vez una exposición de arte contemporáneo y se ha quedado a cuadros con algunas de las obras encontradas en tal lugar? Seguro que todos ustedes. Después de terminar la vueltita te quedas con la sensación de que hoy en día a cualquier cosa se le llama arte, y no es para menos. ¿No te preguntas de donde nace tal tendencia?

Hoy os quería presentar a un auténtico revolucionario en el tema, Piero Manzoni. Este italiano, que vivió entre 1933 y 1963, partió la pana en sus tiempos con su forma particular de expresarse artísticamente; su obra más controvertida, “Mierda de Artista” rompió todos los moldes de lo que se consideraba susceptible de ser expuesto; trabajó el minimalismo y siempre fue muy rompedor en sus concepciones, tanto que su obra se ha considerado un punto de inflexión en la historia de arte contemporáneo.

176516-400-629-1-100-manzoni

En 1961,  Piero Mazoni presentó un monto de 90 latas pequeñas, perfectamente numeradas y etiquetadas, traducidas en varios idiomas y con un valor de lo que en aquel entonces costaría 30 gramos de oro puro. Las obra se expuso en Pescetto, su ciudad natal y tuvo una acogida increíble.  El contenido de la lata era lo más llamativo; según su creador, los pequeños recipientes contenían 30 gramos de excrementos frescos y bien conservados producidos por el propio artista.

La obra fue un éxito y muchos compradores estuvieron interesados en su adquisición; incluso una de estas latas se encuentra en el MOMA de Nueva York. Pese a su poca relevancia, la obra fue considerada todo un símbolo en su tiempo, ya que las formas de expresión artísticas de sus coetáneos estaban desgastadas y su planteamiento rompió esquemas e hizo cuestionarse muchas preguntas: ¿qué podía ser considerado arte?¿Todo lo que hacía un artista podría llamarse arte?¿Cuáles eran los límites?

mierdas-de-artista-tres-idiomas-recortada-sin-fondo

Tras comprobar su éxito, Piero aprendió que todo lo que salía de sus manos, sin tener en cuenta el valor artístico verdadero, era susceptible de llamarse arte. Comenzó a fotocopiar sus huellas dactilares y a venderlas como arte, autografiaba a varias personas, que fueron consideradas arte en vida, con su certificado de autenticidad incluído, grabó la marca de sus huellas en huevos, etc; su forma de manifestarse decía a las personas que todo lo que él produjera era elevado a la categoría de obra artística.

Cuando Manzoni murió, con tan solo 30 años de un infarto de miocardio, sus latas fueron adquiridas por los más entendidos como pequeñas joyas ante la estupefacción del público general. Su obra se convirtió en un mito y en una de las mas conocidas de su tiempo. Sobre el contenido de las latas, nadie se ha atrevido a abrirlas, pero los más allegados al propio artista, como su amigo Agostino Bonalumi, decían que el verdadero contenido era solamente yeso.

Piero-Manzoni_Sculture-Vivente-1961_Giuseppe-Belloni

¿Crees ahora que lo que ves en las galerías de arte y museos es una mierda? Pues entonces siempre puedes recordar a este artista, que demostró como un concepto puede adquirir valor sin tener en cuenta técnica ni resultado, simplemente valiéndose de un nombre o unos valores impresos en el producto. Yo, de momento, te digo que todas las mañanas lleno de arte mi WC y nadie llama a mi puerta para comprarme nada. ¿Estaré tirando miles de euros por el desagüe? Quizás cuando me muera… lo que pasa es que ya no podré disfrutar del valor de mis deposiciones. ¡¡¡Vaya mierda!!!

FUENTE DE IMÁGENES

FUENTE DE IMÁGENES 

FUENTE DE IMÁGENES

Anuncios