Etiquetas

, , ,

Vivimos en la sociedad de consumo, las prendas caras y los bolsos Gucci. El capitalismo llegó y se niega a desaparecer, o más bien los grandes países y multinacionales se niegan a dejarlo caer, a pesar de que sabemos que es un modelo económico que está en decadencia por la mala distribución de riquezas que genera, la inhumanidad que profesa y los horribles desechos sociales que provoca, entiéndase por desechos sociales todo lo que el lector se le ocurra bajo esta definición.

Lo que vestimos nos define, eso es lo que nos están enseñando en la publicidad diariamente; si quieres ser irresistible, usa Axe, ¿deseas el cuerpo de Cristiano Ronaldo?, gástate el dinero en unos calzoncillos Calvin Klein y para pasear por los Campos Elíseos decórate con un perfume de Channel. El afán consumista mantiene la economía en alza, mueve el dinero para gusto de la grandes empresas y produce la sensación de que todo va bien, pero ya sabemos que hay en el lado oscuro de todos estos gastos: hambre, injusticia y muchas vidas sufriendo. Ha llegado el momento de desearnos como somos, valorar nuestro cuerpo en estado puro y saber aprovechar lo que nos ha dado la naturaleza para sentirnos bien. Concienciarse de uno mismo es fundamental para el triunfo, y los accesorios que usemos a posteriori solo deben reforzar esta idea, pero no crearla, ya que debemos ser lo que queremos transmitir.

No soy asiduo del nudismo, aunque confieso que cuando lo he practicado lo disfruto mucho; el problema que para mi parecer presenta es el punto desagradable de llenarse ciertas partes del cuerpo de arena; para nadar, andar por la playa, tomar el sol tranquilamente en una hamaca alta, me parece divino y me encanta, pero cuando te tumbas a ras del suelo, la toalla se llena de tierra y te encharcas, el complejo  de croqueta me puede. Además de esto, quemarse las zonas pudientes no tiene que ser cómodo en ninguno de los casos; no me lo quiero imaginar. Tampoco me gusta el cuerpo desnudo, hombre, ¡¡claro que me gusta!!, pero soy de los que prefiere ser insinuado con prendas ligeras antes que provocado de lleno con todo al aire.

Creo que he encontrado la excepción en el BodyPainting; me parece magistral la forma de mostrar un desnudo sin ser visto. Y hay cosas increíbles por la red que llegan a confundir al espectador y que necesitas ser muy avispado para ver el montaje. Buscando por internet he encontrado una serie de artistas que son dignos de mención; pintar bien ya en sí es un mérito, pero pintar bien sobre la piel humana es de 10. Es imaginar la composición, ocultar el cuerpo con pinceladas y jugar con el espectador al escondite.

1º TRINA MERRY

Esto es solo un aperitivo de lo que es capaz de hacer. Su web es una galería de arte de sus trabajos. Te invito a que te des una vuelta y conozcas más de ella.

2º JOHANNES STÖTTER

La Naturaleza inspira a este artista que emplea algo tan natural como el cuerpo Humano para mezclarlo con arboles, animales hojas, creando la sensación de unidad y haciendo desaparecer la piel bajo su pincel.

3º SHANNON HOLT

Esta artista no es exclusiva del BodyPainting y en su web incluye muchas pinturas dignas solo de un a persona que puede hacer maravillas como estas.

4º CRAIG TRACY

Su arte ha estado muy presente en muchos comerciales, como podrás ver en página web. Craig es un artista ecléctico, adaptando el cuerpo a sus pinturas y con motivos de lo más variado.

Y yo te pregunto ahora, ¿te atreverías a formar parte de uno de estos trabajos? ¿Donarías tu cuerpo para ser pintado y exhibido? Leyendo por la red he descubierto algunos artistas cuyos modelos pintados han ido andando por la calle y nadie se ha dado cuenta de que realmente iban desnudos.

A mi no me importaría vestir una de estas pintura; si lo pensamos bien, no me digas que un legging de los que visten muchas mujeres no es similar a esto. Si te ha gustado, comparte con el mundo, para que la sociedad venere a estas manos, no las mías, sino la de los artistas que hoy presento. 🙂

Anuncios